Jueves,10 de Septiembre de 2020

La Oliva ha aumentado los recursos destinados a ayudas de emergencia social en 200.000 euros

El área de Bienestar Social, que gestiona Rafael Benítez, ha tramitado más de 1.500 ayudas sociales en lo que va de año. La atención a las personas más vulnerables para evitar que nadie se quede atrás ha sido la principal acción del área.

Con la crisis social y económica provocada por la pandemia de la COVID-19, el área de Bienestar Social del Ayuntamiento de La Oliva ha visto intensificada su labor, con el objetivo de crear un escudo social para evitar que ningún ciudadano se quede desamparado.

En estos primeros cien días de gobierno se ha aumentado la dotación presupuestaria en 200.000 euros para poder atender la demanda de ayudas sociales. En total, desde la declaración del estado de alarma se han destinado unos 600.000 euros a algo más de 1.300 ayudas de emergencia social a familias vulnerables del municipio que han visto agravada su situación por la parálisis económica.

El gobierno municipal tramita, además, un nuevo incremento de 200.000 euros “para poder atender la demanda de ayudas sociales que tengamos hasta final de año, con lo que habremos destinado unos 800.000 euros para evitar que nadie se quede atrás en esta crisis”, apunta el concejal Rafael Benítez, quien destaca la “implicación y profesionalidad de todo el equipo humano de Bienestar Social que han estado a la altura en el peor momento, dando soporte a quienes más lo necesitaban. Nos podemos sentir tremendamente orgullosos de la acción social que hacen”, concluye Benítez.

El personal del área de Servicios Sociales ha sido doblado para poder atender la demanda y ya ha atendido a más de 1.500 personas en este tiempo. Desde el propio departamento que apela a la responsabilidad individual, de manera que solo acudan a él las personas en situación real de vulnerabilidad, con el objetivo de no colapsar el servicio.

Además, en estos primeros cien días de gobierno, se ha formalizado el convenio de cesión demanial del centro de estancia diurna para personas mayores Josefina Pla al Cabildo de Fuerteventura con el objetivo de que en no más de 18 meses pueda ser abierto para atender a las personas dependientes del municipio. Además, el Ayuntamiento ha cedido suelo para la construcción futura de un centro sociosanitario para personas mayores.

También se ha reanudado el servicio de atención a personas migrantes a través del convenio formalizado con la Asociación Cultural Raíz del Pueblo, y que permite ofrecer un servicio gratuito de información, asesoramiento y ayuda a personas migrantes que se encuentren en la isla, para tramitación de documentos que les permitan regularizar su situación administrativa.

Centro de menores

Desde el departamento se gestiona también el centro de día de menores Tamonante, que reabrió sus puertas el pasado 17 de agosto después del cierre por la pandemia y que atiende a 18 menores con edades comprendidas entre los 4 y los 12 años.

Se trata de menores que por diversas necesidades sociales, son derivados desde el equipo de Menores. Los objetivos del centro son potenciar el desarrollo integral del menor, favorecer la adquisición y desarrollo de hábitos de higiene y salud, así como de habilidades sociales y valores positivos.

El centro, ubicado en La Oliva, ha sido acondicionado para cumplir con el protocolo elaborado expresamente para el centro en aras a prevenir posibles contagios de la COVID-19. En este sentido, se ha instalado cartelería y señalización, adquirido de productos para la higiene y limpieza, redistribución del espacio y los recursos materiales, creación de grupos reducidos estables o burbuja, además de formación para el personal en materia de prevención y contingencia.

Escuela infantil municipal

El gobierno local ha querido en sus primeros días de gobierno, dar impulso también a la escuela infantil municipal situada en Corralejo y que ha reabierto sus puertas con 50 alumnos el pasado 1 de septiembre.

El centro ha experimentado obras de mejora los accesos, patios y aulas. Obras que se han orientado también a garantizar el cumplimiento de los protocolos en materia sanitaria, de manera que se ha dotado de baños a cada aula y se han mejorado los accesos al centro para evitar aglomeraciones.

“Queremos ampliar el número de plazas de educación infantil de 0 a 3 años que tenemos en el municipio, por eso nos hemos trazado como objetivo de gobierno convertir el antiguo colegio de Villaverde en una escuela infantil, una vez que el centro quede libre”, ha subrayado Rafael Benítez, quien destaca la importancia de este servicio para las familias del municipio.


ACTUALIDAD